Atienza Villa Medieval

Atienza es un municipio y localidad española de la provincia de Guadalajara, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. Cuenta con una población de 452 habitantes (INE 2017). La localidad, que tiene el título de villa y que gozó de una notable importancia durante la Edad Media, experimentó un declive a partir del siglo XV.

Se ubica en el norte de la provincia de Guadalajara, en la comunidad autónoma de Castilla-La
Mancha. Atienza pertenece a la comarca de la Serranía de Guadalajara, una de las cuatro en que está dividida la provincia. Se trata del cuarto municipio más poblado de esta comarca tras Sigüenza, Jadraque y Cogolludo. Tuvo gran esplendor en la Edad Media, lo que se refleja en su casco urbano. La villa se levanta en la ladera de un cerro, resultando un entramado de calles en cuesta; en la cima del cerro destaca la silueta del viejo castillo de Atienza. La villa así configurada resultaba fácilmente defendible en otras épocas.


Fuertemente amurallada, las murallas delimitaron la expansión de muchos de sus barrios. No obstante, también se construyeron arrabales, como el de Portacaballos, en la ladera sur del cerro.


El casco urbano gira en torno a sus dos plazas más importantes: la de España (en donde se conserva el Ayuntamiento y la casa natal de Juan Bravo) y la del Trigo o de Don Bruno Pascual Ruilópez (con la iglesia de San Juan y la Casa del Cabildo), ambas bellamente portaladas. Estas dos plazas están separadas por el arco de San Juan o de Arrebatacapas.


La calle más importante dentro de su casco histórico es la calle de Cervantes, antiguamente llamada «de la Zapatería», con multitud de casas de época con escudos blasonados. Comunica la plaza del Trigo con la iglesia de la Santísima Trinidad y sirve de comienzo del camino que sube al castillo.