Recogida de Setas

Con la llegada del otoño la naturaleza se transforma, modifica su color y cambia su piel. Sin duda nuestra casa rural en Atienza está en un sitio privilegiado para la recogida de setas, por la composición del terreno, la flora y la climatología existente se pueden recoger diversas especies de setas, como los níscalos o la preciada seta de cardo. Cocinarlas es fácil y muy variada su preparación: fritas, salteadas, a la parrilla…

Si decides iniciarte en esta actividad debes de tener en cuenta una serie de pautas básicas. Lo primero que debes saber es que no todas las setas son comestibles, algunas son venenosas y otras, las que menos, mortales. Por eso deberás informarte y proveerte de algún libro sobre micología. Se consciente de que el campo es un ecosistema complejo y nuestra actuación al recoger setas puede estropearlo si no se hace con precaución. Nunca debes arrancar las setas, utiliza un cuchillo o navaja afilada y corta cada una de las setas por su pie. Las setas deben recolectarse durante el día, nunca durante la noche. Para el almacenamiento y transporte de las mismas utiliza una cesta de mimbre que permita la aireación. Nunca uses bolsas de plástico.

El consumo de las setas recogidas debe de ser rápido. Si durante tu recogida encontraras algún cartel que te indicará una zona señalizada como coto u otra referencia que indique que dicha zona está considerada como zona de aprovechamiento de setas debes respetar la prohibición y buscar otra zona de recogida. Seguro que la encuentras a escasa distancia.